[vc_row][vc_column][vc_column_text]Ningún rubro de trabajo volverá a ser como antes. Todos los cambios deben ser implementados por personas, y la hotelería es uno de los mejores ejemplos de ello.

¿Qué características del hotelero serán elementales para el presente y futuro?
Les compartimos nuestro análisis para implementarlas sin distinción de rangos.

El hotelero deberá ser:
Flexible
Un ejercicio que nos enseñó esta pandemia es la flexibilidad. Será fundamental ser permeable a modificaciones de horarios, turnos, tareas y todos los cambios que necesite el hotel.
En cuanto a las ventas, flexibilizar al máximo posible las condiciones de las reservas (por ej, cancelación), serán clave para ser competitivos y ganar la confianza del huésped.

Adaptable
Para ocupar otros puestos, modificar los procedimientos que se venían haciendo, realizar  nuevas actividades, protocolos, capacitaciones e inquietudes del «nuevo» turista.

Tecnológico
Es el punto más importante. La tecnología ya se instaló en los hoteles como una herramienta indispensable.
Ítems que sí o sí se deben conocer e implementar: Web check-in, Channel Manager, Motor de Reservas, CRM, Plataformas de pago, B2B, B2C.
Se necesitará agilidad en estas actividades, y esto se logra con la práctica de cada plataforma.
También será muy valioso asesorar en herramientas teconológicas a los huéspedes por fuera de las del hotel. Por ejemplo: apps locales gastronómicas, culturales, turísticas.

Sustentable
El mundo sufre las consecuencias de no cuidarlo, por ello más que nunca se valorarán políticas sustentables a la hora de elegir alojamiento.

Proactivo
Otra enseñanza que nos deja la pandemia es no esperar a que las cosas sucedan, sino generarlas.

Trabajador en equipo
Si bien en los hoteles ya era habitual, hoy más que nunca es necesario.
La armonía y colaboración entre todos los departamentos hacen a un buen servicio y un huésped contento.

Empático
Para comprender las necesidades, miedos e inquietudes de los nuevos huéspedes en esta época de pandemia o post pandemia.

Mente abierta
Para descubrir costumbres, analizar e incorporar todos los cambios necesarios en pos de un excelente servicio.

Aprovechemos la oportunidad de cambiar y actualizarnos con el nuevo mundo que se viene para brindarle a nuestros huéspedes aquello que van a necesitar.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]