Los hoteles de Latinoamérica, como en todo el mundo, viven una constante necesidad de adaptarse a nuevas maneras de trabajar y comercializar.

Nuevos destinos, además de los más tradicionales, tienen ahora la gran oportunidad de buscar su nicho de viajeros, presentándose como destinos con importantes atractivos culturales, gastronómicos, artísticos y sociales.

Y los hoteles tienen que aprender a ser parte de la vida social y cultural de estos destinos, volverse un centro de encuentro para los locales y estar al tanto de todas las experiencias que ofrecen estos destinos.

Los huéspedes van a exigir una personalización extrema y experiencias únicas cuando viajen, así que existe la oportunidad para que los conserjes tradicionales adapten más su función a la de un agente de viajes especializado.

Si 2020 nos ha enseñado algo es que debemos ser adaptables: la tecnología es una forma en que los hoteles pueden responder a las nuevas circunstancias y prepararse para la próxima recuperación.

Sin embargo en LATAM podemos encontrar realidades muy diferentes.

Por ejemplo, en las grandes ciudades de cada país los hoteles tienen un gran acceso a la tecnología. Allí es posible, por ejemplo, que los hoteles puedan distribuir tarifas y habitaciones disponibles a través de un channel manager.

Pero si nos alejamos de las principales ciudades, la situación es totalmente distinta.

Los hoteles medianos y pequeños probablemente no tengan esa posibilidad, viéndose “obligados” a vender sólo a través de las OTAs más conocidas. De esta manera pagan altas comisiones para tener una mejor exposición en sus sitios web, aunque solo para cubrir el mercado B2C.

Otros países de la región, incluso sólo venden por sus redes sociales y no poseen sitio web. Algo muy difícil de imaginar en estos tiempos, ¿verdad?

A la vez el mundo y las personas siguen cambiando sus formas de vivir y trabajar.

La habilidad de trabajar desde casa o de cualquier otro lugar que no sea la oficina va a cambiar de manera profunda y permanente la manera que viajamos. Las nuevas políticas adoptadas por muchas empresas acerca del trabajo desde casa hacen que muchos ejecutivos puedan viajar en cualquier momento, siempre y cuando cumplan con sus objetivos y metas.

Este fenómeno se denomina “Workation” y consiste en que los viajeros extienden sus estadías en un destino por más tiempo con el objetivo de combinar trabajo a distancia y placer al mismo tiempo. Países como Argentina y México son los que mayor interés de búsqueda generan en Latinoamérica.

  • Entonces, ¿Qué características serán indispensables para que un hotel de cualquier segmento pueda vender más en estos tiempos?

Agilidad, modernización, automatización y…¡conectividad!

  • ¿Cuáles son las mejores soluciones tecnológicas para conseguirlo?
  • CHANNEL MANAGER

Gestiona las OTAs desde una única plataforma.

Centraliza las reservas en una única extranet y garantiza el envío de la misma información a todos los canales

Evita la sobreventa

¡Nuestro Channel Manager conecta con más de 500 canales de reserva!

Eligiendo un buen motor de reservas, podrás:

Aumenta sus reservas directas.

Recibir reservas con confirmación automática desde el propio sitio web de su hotel, garantizadas con tarjeta de crédito y a bajo costo.

Integrar con los principales metabuscadores.

 Es una de las nuevas herramientas que tu hotel no debe perderse:

Canal de distribución abierta que facilita las reservas directas entre hoteles y operadores de viaje.

Permite a cualquier hotel exponer su inventario de forma fluida y eficaz.

Cualquier proveedor de viajes puede buscar y reservar de forma sencilla y ágil, sin necesidad de tener relación previa o contrato con el hotel.

Conecta con los principales channel managers.

El momento de adaptarse tecnológicamente a las necesidades de los huéspedes es ahora, y así tu hotel podrá marcar una gran diferencia.

Conoce todas nuestras soluciones en nuestro sitio web renovado y solicita una prueba gratuita por 30 días